La verdad está allá afuera [II]

La peor y más sucia de las conspiraciones es la de aquellos que lucran con la miseria y que nos han hecho creer por años que estamos en pro de erradicarla, de hacer que esas voces hambrientas se acallen. Freedom for hunger es una de tantas y la única razón por la que la menciono aquí es por el simple ejercicio práctico con el que podemos jugar.

¿podrías vivir con un dólar al día?

Es un ejercicio imposible tan solo sacando la cuenta de lo que paagas por el lugar donde vives. Yo pago 600 dólares mensuales por mi departamento y eso al día ya son 20 dolares fijos. Actualmente alguien en mis cisrcunstancias jamás sabría lo que es vivir con 1 dólar. (en mi caso en otra época tal vez).
Si fuera de aquellos que viven con sus padres o que por a, b ó c razón no pagan alquiler, igualmente quedan las cuentas de gas, electricidad, tv cable, internet, comida, seguridad, gastos comunes de departamentos, etc.

Vivir con 1 dólar al día es una experiencia imposible para cualquiera de los que lee este artículo. No crean que estoy haciendo un llamado a donar o ser caritativos o tener un consumo responsable, lo único que intento es recordar que todas estas corporaciones y ONG y agrupaciones de bien social son un conjunto de hipócritas que hacen logran timar a sus afiliados sacándoles dinero que nunca va a llegar a los niños de ningún lado y que como consuelo para ellos, solo verán fotografías de “voluntarios” (los más entusiastas afiliados) acudiendo en ayuda de negritos en Haití.

  • More than 800 million people know what it’s like to go to bed hungry; most of them women and children.
  • Hunger and poverty claim 25,000 lives every day.
  • 2 million babies a year are so weak from hunger that they die when they get a bad case of diarrhea.
  • Poor families spend over 70% of their income on food. (An average American family spends just over 10%).
  • 226 million children are stunted physically and mentally from malnutrition, wrecking their chances for a good education and productive future.

Y allí estarán dos meses y luego volverán a casa a trabajar en el despacho de abogados de sus padres, abriran sus empresas de diseño, comenzarán a edificar algun edificio municipal y esos dos meses “de ayuda” serán su justificativo para hacer o no hacer cualquier cosa justa, social o de sentido común por el resto de sus vidas.

No es culpa de ellos. Hacen lo que pueden: dan 10 dólares mensuales y estuvieron 2 meses ayudando a negritos en el caribe. ¿qué más pueden hacer? ¿no pueden cambiar el mundo solos ?

Mientras tanto esos 10 dólares nunca le llegan a esos negritos en el caribe porque por cada imbécil que los dona mes a mes, hay 100 ladrones de por medio.

Anuncios

3 thoughts on “La verdad está allá afuera [II]

  1. 🙂

    ociosos somos los que terminamos en las galas de invitados en America Solidaria…. o sea… sólo escribo desde la experiencia… ja, en mi caso de acabar ebrio viendo a a Alvaro Salas recitar los mismos chistes y apuntandome para regaalar dos UF mensuales a una obra en la que ayudan a un pais que es célebre por levantar muertos.

    …. sí…. acabo de escribir una estupidez… que es verdad.

  2. Ocioso soy yo tambien, que mi jefa se pasea viend oque no estoy haciendo nada y me reta, e igual lo sigo haciendo, sólo para burlarme despues diciendo que tengo los 4 dias libres. A veces, hasta me doy cuenta de que soy demasiado ocioso y me da lo mismo (será esa una nueva clase de ocio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s