No hay.

No puedo dejarlos seguir en el error ni permitir que ciertos agentes les hagan creer lo contrario.

No existe el cambio, lamento rechazar tu creencia. Me niego a creerla tanto como me niego a la certeza de la ley de gravedad y al hímen incólume de María y la existencia de una puta buena. Nadie cambia, nada se tuerce (la cuchara no puede torcerse porque en realidad no existe la cuchara).
La coca cola no cambia, la gente no cambia. Tu creencia de cambio es tan sólo la observación de la degeneración natural de las cosas, la corrupción del ser, la fatiga de materiales que provoca que caigan los aviones y las tetas de las mujeres después de los 40 años.

Ni hay cambio, ni la alegría llegó.

Anuncios

2 thoughts on “No hay.

  1. ¿Acaso alguien muy cercano a ti no cambio de idea, tomando un vuelo de un país vecino al nuestro? ¿acaso Neruda que era un comunista no terminó conviertiéndose en un burgués? …lo que sucede mi pequeño amigo, es que no eres capaz de reconocer que te haces viejo, de que tus huesos están cambiando, de que tu rostro se esta llenando de arrugas y de que en realidad te preocupan cosas que no te deberían preocupar, mas las que deberían has decidido dejarlas de lado. Shame on you, shame on you, shame on you.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s