No Grinch, my friend

Había olvidado este sentimiento de estar entre dos fuegos que se produce en navidad. Esas circunstancias en las que te vez en una situación que no puedes controlar sin ser extremadamente decortez, desconsiderado e insensible. En otra s palabras, sin tener que ser el hijo de puta que habitulamente eres.

En Navidad y año nuevo la gente se pone sensible y ya sea para bien o para mal, suelen invitarte, regalarte, festearte y celebrarte sin que tú lo desees. A esto súmale si estas de cumpleaños entre estas dos fechas de cierre de año que hace que la gente sea especialmente “cariñosa” cuando uno lo que menos desea es recibir y, más que todo, retribuir este cariño… que no existe en la mayor parte de los casos.

Es frustrante no tener el carácter de grinch que realmente quisiéramos y es molesto no poder desentenderse de la gente que se te comienza a pegar tratando de obligarte a hacer cosas que no te interesan. No soy el Grinch, pero quisiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s