la otra

… sigo sin tener mucho tiempo, pero la verdad es que echo de menos este blog.

Deje de actualizar este para poder meterme en otro y la gracia del otro blog es que NO me exige. Es un blog literario que va a su paso, en un ritmo pausado pero violento y poderoso como una aplanadora de asfalto.

Le temo. Le temo por lo que puede provocar, lo que puede ocasionar en mi cabeza y es por eso que al escribir aquí me siento engañandolo, acultandole mis temores como se le oculta y miente a un amor con dudas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s